Laboratorio de Física de la UDP se adjudicó nuevo equipamiento

  • La inversión busca brindar apoyo al área de física mecánica.

La compra del nuevo equipamiento para el Laboratorio de Física se enmarca en el Programa de Mejoramiento de la Calidad y la Equidad en la Educación Terciaria (PM) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Diego Portales, que tiene como propósito fortalecer el área de física mecánica del laboratorio y permitir que los alumnos desarrollen de mejor manera sus competencias y aprendizajes.

Sidney Villagrán, profesor del Instituto de Ciencias Básicas.

Sidney Villagrán, profesor del Instituto de Ciencias Básicas.

Ante la próxima llegada de los equipos, el profesor Sidney Villagrán, encargado del Laboratorio de Física, afirmó: “con esta compra de materiales, será posible complementar las actividades prácticas de los alumnos definidas en el programa de física mecánica, de tal forma que su aprendizaje en el aula se verá fortalecido con un aprendizaje en terreno, permitiendo que nuestros alumnos puedan medir variables físicas en actividades del diario vivir. Por ejemplo, si queremos estudiar la dinámica de objetos en movimiento, usando estos equipos es posible registrar y modelar la velocidad, aceleración y fuerzas en móviles reales, que sumado a la experiencia clásica de laboratorio entrega a los alumnos un aprendizaje más global de los fundamentos”.

A partir de este proyecto, los alumnos podrán contextualizar lo aprendido en las salas de clases con su exterior, de modo que se logren relacionar con su realidad de mejor manera.

“A nosotros nos presenta un mundo bien interesante, porque ampliamos la visión del alumno, ya no tan idealizada, no tan de laboratorio, el alumno siente que la física es más real, más cotidiana, esta idea es la que queremos fortalecer en mecánica y para lograr estos objetivos es necesario  adquirir  equipos de calidad”, comentó el académico del Instituto de Ciencias Básicas.

La inversión que tuvo un costo total de $28 millones está distribuida en dos áreas: La primera con un total de $17 millones aproximadamente, cuenta con un kit de mediciones, compuestos por sensores, interfaces y los programas que administran, controlan, interpretan y analizan la información. La segunda parte, con un costo aproximado de $11 millones está asociada a la compra de equipos que permiten estudiar el comportamiento de la transferencia de energía mecánica en energías eléctricas, de modo que el alumno  pueda no sólo observar, sino que además pueda interactuar con el proceso.

Entre los nuevos instrumentos, se destaca un sistema de medición remota que cuenta con interfaces portátiles el cual permitirá a los estudiantes operar en terreno, registrar la información, además de analizar el comportamiento del fenómeno real.

“En un principio, la idea es poder llevar el laboratorio de física a la vida cotidiana”, explicó Villagrán.

Con la llegada de los equipos, programada para el segundo semestre, se podrán proyectar actividades complementarias al programa del Laboratorio de Física sin cambiar contenidos. Además, se espera que los alumnos consigan mejorar su rendimiento académico y a su vez interactuar con tecnologías modernas que les serán útiles en el futuro.